El libro de los mil caracteres

Zhou Xingsi, El libro de los mil caracteres

El libro de los mil caracteres fue compuesto a principios del siglo VI por Zhou Xingsi, súbdito de Wu Di, por encargo de este. El emperador se propuso la elaboración de una cartilla que simplificara al máximo el aprendizaje de la lectura y escritura de la lengua china, para lo cual pidió a su ministro Wang Xichi que hiciera una selección de los mil caracteres que él considerara básicos. Se pidió entonces a Zhou Xingsi, funcionario de la corte, que con los mil caracteres seleccionados compusiera un texto literario, a fin de que el aprendizaje fuera más sencillo y a la vez más interesante. Zhou Xingsi llevó a cabo la tarea: compuso un texto literario en el que ninguno de los mil caracteres escogidos se repetía, pero además, para sorpresa y admiración del Emperador, el texto presentado estaba compuesto en versos perfectamente rimados. Se divide en 250 líneas, de cuatro caracteres cada una. Dos líneas forman una estrofa, y dos estrofas forman una unidad rima- da en forma a a b a (lo que inevitablemente se pierde en la traducción).

Durante siglos el libro ha venido cumpliendo en China la función de primera cartilla de aprendizaje para los niños que empiezan a leer y a escribir, precisamente por la hazaña que se propuso Wu Di: componer un mínimo de texto con un máximo de caracteres. Desde entonces, a lo largo de las generaciones, las escuelas de China, en las ciudades y en los pueblos, han retumbado con las voces de los párvulos recitando a coro, año tras año y así durante más de quince siglos, los mismos versos del clásico. Asimismo los calígrafos, desde los remotos tiempos en que fue concebido, han tomado tradicionalmente, y siguen tomando, El libro de los mil caracteres como el texto modelo o patrón con el cual ejercitaban y ejercitan sus habilidades. De hecho, en el Templo de las Estelas de la ciudad imperial de Xian pueden contemplarse hoy en día estelas con fragmentos del El libro de los mil caracteres en los diferentes estilos de los maestros calígrafos de la China clásica. También es costumbre arraigada en el país el uso o mención de sus mil caracteres, dispuestos en orden, como un modo de enumerar del uno al mil.
en frmato pdf ,añadir extension
Lo encuentran  aquí:http://bit.ly/JWZON7

__,_._,___

Anuncios

Escribe un comentario

Required fields are marked *

*
*

A %d blogueros les gusta esto: